Cada par de zapatos artesanos es único y está diseñado para una única persona

Un cortador, martillo de remendón, gouger, el escarificar, las ruedas dentadas para los detalles y una infinidad de patrones. Son las herramientas de los zapateros artesanos. Los que fabrican calzado artesanal con sus manos, su sabiduría y su ilusión.

La profesión de artesano zapatero ha sido durante años uno de los oficios más arraigados en Mallorca, sin embargo, hoy en día sólo algunas marcas como Tiamer logran sobrevivir. Los zapateros y diseñadores viven una nueva etapa, en la que la calidad, el tratamiento de las pieles y los tintes son imprescindibles en los nuevos modelos del siglo XXI.

A mano, sin apenas maquinas, así se crean los zapatos artesanos. Es gracias a esta dedicación a cada una de las prendas por las que cada par es incomparable. El calzado fabricado artesanalmente ofrecer belleza, exclusividad y sobre todo durabilidad y comodidad.

Se trata de una prenda que no cede, ni pierde color y casi no se desgasta la suela, sus materiales de calidad hacen que un zapato hecho de forma manual dure años y años. Además, los zapatos Aida están hechos con piel de alta calidad, la cual proporciona elegancia en el día a día.

Zapatos Aida de piel de colores fabricados en Mallorca artesanalmente

Zapatos Tiamer de piel tratada y teñidada delicadamente de colores. La marca cuenta con una fabricación artesanal en Mallorca.